Mi carrito artículo - 0,00 €

No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: 0,00 €

Luces Químicas

Luces Químicas

Comprar por
Marca
  1. MilTec (3)
  2. Relags (6)
Precio
0 € 5 € 0 € a 5 €
Valoraciones
  1. 4 en adelante
    (6)
  2. 3 en adelante
    (6)
  3. 2 en adelante
    (6)
  4. 1 en adelante
    (6)
  5. Sin valorar
    (3)
Color
  1. Blanco
    (1)
  2. Naranja
    (1)
  3. Rojo
    (2)
  4. Verde
    (2)
  5. Azul
    (1)
  6. Amarillo
    (1)
  7. Infrarrojo
    (1)

Las luces químicas nacen de la fusión de dos componentes: la luciferina y la luciferasa. Cuando estos elementos se unen se produce una reacción química que es la que proyecta esta luz con tantas aplicaciones. Las luces químicas se utilizan generalmente para señalizar o indicar puntos de encuentro, así como también para iluminar una pequeña estancia o rincón que se encuentre sumido en un completo estado de oscuridad. Por este motivo, hoy en día la luz química forma parte del equipo habitual de militares, espeleólogos, campistas, unidades de emergencia, y demás usuarios que necesitan llevar a mano una fuente lumínica de emergencia capaz de ofrecer un punto de luz de forma rápida y altamente visible.

La mayoría de luces químicas se presentan en formato tubo de plástico, en cuyo interior se encuentran los dos componentes citados anteriormente. Para activar la reacción, o lo que es lo mismo, para encender el tubo de luz química, generalmente hay que romper una pestaña que es la que separa los dos elementos. Una vez rota, la luciferina y la luciferasa se entremezclan y provocan la luz química. Este tipo de luz puede ser de diferentes colores, siendo los más habituales, porque su brillo es superior, el de las luces químicas verdes y el de las luces químicas rojas.

Las luces químicas son de un solo uso, esto es, que una vez encendidas no se pueden apagar y volver a encender. Su apagado se produce de forma automática, una vez transcurridas varias horas desde el inicio de su activación. Por lo que respecta a la duración de la luz química, ésta depende de cada modelo, fabricante, así como de la temperatura y altitud a la que se utilice. Pero en términos generales podríamos decir que cada barrita de luz química que encendemos puede durar entre 5 y 10 horas en condiciones normales.