Mi carrito artículo - 0,00 €

No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: 0,00 €

Almohadillas Protectoras

Comprar por
Marca
  1. Caldwell (2)
Precio
0 € 40 € 0 € a 40 €
Valoraciones
  1. 4 en adelante
    (2)
  2. 3 en adelante
    (2)
  3. 2 en adelante
    (2)
  4. 1 en adelante
    (2)
  5. Sin valorar
    (1)

Parrilla  Lista 

Establecer dirección descendente

3 artículo(s)

por página

Parrilla  Lista 

Establecer dirección descendente

3 artículo(s)

por página

Si eres amante del tiro con arma larga, las almohadillas protectoras son elementos indispensables para que disfrutes de la experiencia en su máxima expresión.

Es común que en Mildot pensemos en cada detalle para el tirador de todo tipo. Ya te guste la caza, el tiro deportivo, el tiro defensivo o cualquier otra técnica, echa un vistazo a nuestro catálogo completo y encuentra almohadillas protectoras de gran calidad junto con otros elementos de armería como bancos de tiro, fundas para armas largas o maletines rígidos. Lo importante es que puedas completar tu equipo perfectamente.

La importancia de las almohadillas protectoras

Aunque las almohadillas protectoras se pueden usar para diversos fines, las más comunes son aquellas destinadas a cubrir el hombro del tirador de forma que protejna esta parte del cuerpo del retroceso del fusil o arma larga en el momento del disparo.

Así pues, cuando vayas a comprar almohadillas protectoras para el hombro, piensa en una serie de detalles que son importantes y que te vamos a contar para que adquieras justo la que necesitas.

Es básico que mires bien la reducción del impacto de la almohadilla protectora en cuestión. Lo ideal es que su capacidad anti retroceso sea de al menos el 70%, aunque las hay que alcanzan un 75% y hasta un 85%.

Como es lógico, la comodidad es básica en este asunto. Es muy importante que no solo sea de fácil colocación sobre el hombro del tirador, también ha de ser muy adaptable para que no moleste en ningún momento del proceso de tiro y de concentración.

Para que sea totalmente cómoda y adaptable al hombro, es importante que tenga una correa que se pueda ajustar por el pecho, lo que facilita que no se mueva ni quede holgada una vez ha sido colocada.

Otro punto a favor de una buena almohadilla protectora es que sea versátil, para lo que se agradece que pueda ser utilizada tanto por diestros como por zurdos. Es cierto que casi todo el mundo usa las extremidades derechas por encima de las izquierdas, pero también es importante pensar en las minorías.

Las almohadillas protectoras ganan enteros si se diseñan en material antideslizante para evitar que el arma resbale a la hora del disparo con el retroceso.

Otros tipos de almohadillas protectoras

Pero además de las almohadillas protectoras anti retroceso, encontramos más ejemplos de accesorios para evitar que resbale, por ejemplo, la torreta de tiro. Así pues, incluyen una especie de añadidos que se colocan en cada pata para que estas sean seguras y no se provoquen daños ni problemas en la mesa de tiro sobre la que se apoya la torreta en cuestión.

Incluso las hay que se utilizan en los bancos de tiro para facilitar asientos uniformes mientras se usa el arma que, a su vez, es protegida de cualquier golpe o arañazo durante el disparo.

Ahora, ¿por qué almohadilla protectora te decidirás? Elijas la que elijas, si lo haces dentro del catálogo de alta calidad de Mildot, lo tuyo será un acierto seguro, no lo dudes.