Mi carrito artículo - 0,00 €

No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: 0,00 €

Sacos de Dormir

Actualmente Comprando en:
  1. Eliminar este artículo Temperatura Extrema: Hasta -20º C
Comprar por
Marca
  1. Carinthia (2)
  2. Coleman (1)
  3. Snugpak (5)
Precio
0 € 200 € 0 € a 200 €
Valoraciones
  1. 4 en adelante
    (2)
  2. 3 en adelante
    (2)
  3. 2 en adelante
    (2)
  4. 1 en adelante
    (2)
  5. Sin valorar
    (6)
Color
  1. Verde
    (8)
Temperatura Extrema
  1. 5º C (1)
  2. 0º C (4)
  3. Hasta -5º C (3)
  4. Hasta -10º C (8)
  5. Hasta -20º C (8)
  6. Hasta -40º C (3)
Mostrar menos Mostrar más
Peso
  1. 1 Kg - 2 Kg (8)

El saco de dormir se ha convertido en un complemento indispensable para todos aquellos excursionistas, aventureros, alpinistas, militares, o campistas, que se disponen a pasar una noche al aire libre. Su principal cometido es ofrecer un adecuado cobijo a quien se adentra en su interior, protegiéndole de las frías temperaturas nocturnas y manteniendo su calor corporal en óptimo estado durante toda la noche. En la actualidad existe una amplia y variada gama de sacos de dormir, pudiendo diferenciarse entre ellos en aspectos como el material con el que están fabricados, la composición de su relleno interior, y sobre todo, la temperatura extrema que pueden soportar.

Precisamente, a raíz de la temperatura de confort que ofrecen los sacos de dormir, podemos hablar de sacos de dormir de verano, sacos de dormir de invierno, o incluso sacos de dormir para temperaturas extremas. Por lógica, los sacos más ligeros y menos cálidos serán los más recomendables para temperaturas medias, como por ejemplo unos 10-15ºC en plena noche; mientras que los sacos más pesados, con más plumaje interior y más preparados para ambientes gélidos, serán los que nos ayudarán a mantener nuestro cuerpo caliente aún en escenarios donde la temperatura nocturna caiga considerablemente varios grados bajo cero.

Existen multitud de marcas y fabricantes de sacos de dormir, y algunos de ellos han especializado sus diseños en función del previsible uso que se le vaya a dar. Así, por ejemplo, tenemos los sacos de dormir de montaña, caracterizados por sus altas cualidades caloríficas; los sacos de dormir militares, fácilmente identificables por sus tonos verdes o camuflaje; o los sacos de dormir de acampada.